Entradas

Parques naturales de Francia

De la serie “Visita Francia”: los parques naturales tienen un valor más allá de ser meras atracciones turísticas, constituyen reservas e la biosfera y patrimonio natural universal.

,

Costa del Mar Cantábrico

[dropcap1]C[/dropcap1]antabria es una estupenda opción para todos aquellos que quieran disfrutar de una tierra acogedora y tranquila. Está situada en la cornisa Cantábrica, en el norte de España y limita con las comunidades de País Vasco, Castilla y León y el Principado de Asturias.

Su capital, Santander, es una ciudad costera con una amplia bahía y un largo recorrido histórico. Actualmente es una ciudad dinámica, con un gran desarrollo económico y turístico. En ella podemos encontrar multitud de ofertas culturales, y tan sólo hay que mencionar el Palacio de Festivales, el cual cuenta con un programa anual de actuaciones de cualquier tipo (ciclos de teatro, danza, ópera, música…) y que culmina en verano con el Festival Internacional de Santander.
En Santander no podemos dejar escapar la oportunidad de visitar la Catedral, el Palacio de la Magdalena, la plaza Porticada o deleitarnos por sus museos, como el Museo de Prehistoria, el Museo de Bellas Artes o el Museo Marítimo del Cantábrico.

[box type=”info” size=”large” border=”full”]Dos de los grandes valores que contiene la tierra de Cantabria son sus Parques Naturales protegidos y sus restos prehistóricos[/box]

Aunque Cantabria no cuenta con una gran extensión de superficie, es la segunda comunidad española con mayor proporción de superficie protegida. Son numerosos los parques que integran la Red de Espacios Protegidos de Cantabria, pero son de destacar el Parque Nacional de los Picos de Europa, el Parque Natural de las Dunas de Liencres o el Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel.

Por otro lado, Cantabria es una de las regiones de Europa más rica en yacimientos arqueológicos del Paleolítico Superior. Y son mundialmente famosas las pinturas rupestres que se encuentran en la cueva de Altamira, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
El Museo de Altamira se encuentra situado a 2 km del núcleo urbano de Santillana del Mar, así que aconsejamos completar la excursión visitando esta localidad y disfrutando de su rico valor histórico-artístico, como la Colegiata de Santa Juliana (templo románico).

Por último, no podemos dejar de mencionar algunas poblaciones emblemáticas de la zona como la villa de Comillas o San Vicente de la Barquera.

La villa de Comillas es una de las localidades más interesantes desde el punto de vista arquitectónico, ya que cuenta con algunos de los edificios más importantes del modernismo cántabro, como la Universidad Pontificia, el Palacio de Sobrellano y su Capilla Panteón, o por supuesto El Capricho del arquitecto catalán Antoni Gaudí.
En cambio, San Vicente de la Barquera cuenta con un atractivo patrimonio monumental y un excepcional medio natural, ya que a localidad está situada en pleno Parque Natural de Oyambre.
Siendo zona pesquera es natural que sus tradiciones y fiestas populares estén ligadas al mar, como la fiesta popular la Folía (Fiesta de Interés Turístico Nacional) o El Carmen (fiesta marinera).