Parques naturales y su valor más allá del atractivo turístico

Serie Visita Francia en Visita-Europa.com

Francia es un ejemplo de conservación de la naturaleza si tenemos en cuenta que, aproximadamente, un 15% del territorio galo se compone de los llamados parques naturales regionales.
Los parques naturales regionales ocupan en conjunto unos 7 millones de hectáreas y su cohesión política se basa en la gestión conjunta de una agrupación de municipios que comparten
el hecho de ser colindantes al recurso natural o bien que directamente este se halle repartido entre varios municipios, que quedan unidos a la cabeza de la gestión y preservación de el
recurso concreto.

Turismo sostenible y Medio Ambiente

En tanto que estos parques naturales de Francia se reparten de forma bastante uniforme por su territorio, casi todos los hábitats no extremos que encontramos en la naturaleza (y teniendo en cuenta que nos hallamos en Europa) se ven representados entre esta multitud de espacios preservados del consumo humano.
Es por ello que suponen una gran variedad de paisajes y condiciones ambientales, con lo que la variedad de vida animal y vegetal que atesoran forma sin duda el núcleo de la riqueza natural: halcones peregrinos, linces, grullas e incluso focas de puerto en ciertas zonas costeras del Atlántico Norte y las majestuosas águilas reales.
El flujo turístico en estas zonas suele autoequilibrarse debido al tipo de oferta que presentan, lejos de la (con todo respeto) superficialidad costera.
El perfil de turista que podría estereotiparse en las rutas y senderos de los parques naturales correspondería a personas más sensibilizadas por la causa mediambiental y eso debería ayudar a salvaguardar los territorios comprendidos dentro de los parques naturales, sin menoscabo de permitir retornar la inversión a los territorios que se han esforzado en la salvaguarda de estos espacios naturales integrando así los recursos de la biosfera en el ciclo de crecimiento y sostenibilidad socioeconómicos.
De hecho, estudios modernos de PROMPERU (Comisión de Promoción del Perú para la exportación y el turismo, en Abril 2008) establecen 3 segmentos de turista de aventura, solamente varía la búsqueda de experiencias ligadas al riesgo físico ya que en todos los casos el elemento común es el aprecio por el contacto con la naturaleza y la interacción benigna con ella.

Parques naturales de Francia

A modo de ejemplo, podemos encontrar los parques naturales regionales de Camarga, Chartreuse, Luberon, Perche, Alto Jura, Verdon, los Volcanes de Auvernia y muchos otros.
En estos parques hay una gran oferta de actividades para conocer y comprender mejor la fauna y la flora.
Además de la infinidad de senderos señalizados, los ríos, los torrentes, las gargantas y las cascadas ofrecen magníficas condiciones para practicar el piragüismo y el barranquismo.
Las zonas montañosas también ofrecen la posibilidad de practicar la escalada o el alpinismo.

Parques nacionales de Francia

Los parques nacionales se distinguen de los parques naturales regionales por sus excepcionales riquezas naturales y por la aplicación de unas reglas muy estrictas de protección de
la fauna y de la flora. Son mucho menos extensos: tan solo hay 10 y solo representan el 0,50% del territorio francés. La guía France-Voyage.com invita por ejemplo a descubrir los
parques nacionales de Vanoise, Pirineos, Cevenas, Écrins y Mercantour. Estos parques son lugares únicos para encontrarse con una naturaleza excepcional a través de circuitos pedestres,
senderos de interpretación o sitios de observación ornitológica.